Pensar por uno mismo.

El legado de Pedro Gómez Danés

Pedro L. Gómez Danés nació el 9 de febrero de 1937 en Monterrey, Nuevo León; falleció en esta misma ciudad el 3 de febrero de 2016. Fue un filósofo, historiador, teólogo, cronista, sacerdote, filólogo, paleógrafo, traductor y catedrático universitario.

Su formación intelectual estuvo ampliamente influenciada por su familia. Él mismo recordaba cómo en casa de su abuela se tocaba el piano, se pintaba y se leía literatura clásica. Sus primeros estudios fueron de contaduría. Ingresó al Seminario Arquidiocesano de Monterrey alrededor de los veintisiete años; ahí cursó estudios clásicos y filosóficos. A inicios de los años setenta, influenciado por el sacerdote José Chazalón y sin apoyo eclesiástico, viajó a Roma para realizar estudios de teología en la Universidad Gregoriana; prolongó su estancia para estudiar el posgrado en filosofía en la Universidad Pontificia Santo Tomás, de clara tradición liberal, pues aceptaba por igual entre sus estudiantes a laicos, religiosos, hombres y mujeres.

Fue ordenado sacerdote en 1978 y su ejercicio como clérigo tuvo lugar en la región sur del estado de Nuevo León, que se caracterizaba por actividades rurales. Se convirtió en cronista de la Diócesis de Linares y del municipio de Iturbide, donde vivió por más de treinta años.

Desde finales de los años setenta y hasta su muerte se desempeñó como profesor de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Nuevo León, allí impartió los cursos de Historia del Español, Filosofía Náhuatl, Filosofía del Lenguaje, Estética y, en los últimos veinte años de Metafísica, Ética, Ontología y Humanismo Clásico. También fue maestro de la Universidad Regiomontana, del Seminario Arquidiocesano de Monterrey —donde impartió el curso de Filosofía Mexicana— y de la Universidad de Jena en Alemania.

Su obra la componen más de cincuenta libros, catorce de los cuales han sido publicados de manera formal; el resto pertenece a pequeñas ediciones de autor impresas en formato cuadernillo medio oficio y divulgadas por medio de fotocopias.

Como filósofo se distinguió por su clara influencia aristotélico–tomista y como profesor destacó por su profunda formación humanista y por impulsar a sus alumnos a «no ser repetidores», a pensar por sí mismos.

Los últimos años de su vida se dedicó a estudiar el concepto «relación», el cual entendía como trascendental y no como accidental. En su obra Relación de existencia señala:

Aquello que está presente en toda existencia y, por tanto, en toda actividad, desde cualquier modo de ser existente, es la relación […en la] historia de la Filosofía, nos encontramos que la relación sólo ha sido notoria desde dos aseveraciones: la primera, en lo clásico, donde Aristóteles la coloca como un accidente de la substancia y, quizá, como dirá luego Tomás de Aquino, el menor de los accidentes […] sin embargo, cuando se trata de relaciones desde el modo de ser, la mayor relación es desde y en la forma substancial […]1 la existencia está presente en toda esencia, mas no se identifica con la esencia.2

Al respecto, el filósofo José Luis Cisneros ha afirmado que Gómez Danés elaboró su principal tesis filosófica en torno de la «relación»; incluso considera que su teoría de la relación es una auténtica aportación a la filosofía al plantearla como un trascendental del ser (al mismo nivel que lo bueno, lo bello, lo verdadero, o lo ente), y no solo como un accidente. Desde esta perspectiva, su teoría de la relación se plantea incluso como un puente entre el ser humano y su creador a través de la oración. Teólogo como era, además de filósofo, Gómez Danés estaba seguro de que la relación no puede nunca ser un impedimento, sino una «invitación», un medio que hacía posible el fin deseable en plena libertad.3 Quizá sea esa postura la que le permitió tener claridad sobre qué es hacer filosofía, es decir, qué es un filósofo. Por tanto, para Gómez Danés:

un filósofo es aquel que está buscando un realizarse tal y como es, en su propia realidad, natural, específica, en la historia, pero no sólo, sino con su comunidad. Un filósofo es aquel que está buscando fundamentos y causas, principios, no para conocer más, no para sentirse mejor sino para compartir, para iluminar, para ayudar, sin obligar. Un filósofo es como decía Sahagún del tlamatimine, una tea que no ahuma, pero que ilumina.4

Su obra en este campo es vasta: suman cuatro libros, veintiocho cuadernos y diversos artículos: Algunos fundamentos de ética,5 Comentarios al Libro V de la Metafísica de Aristóteles,6 Ente y esencia de Tomás de Aquino (traducción y notas),7 Principios de la Naturaleza de Tomás de Aquino (traducción y notas);8 notas de clase sobre Metafísica de Aristóteles, Ética (desde la Antigüedad hasta la Edad Media), Humanismo clásico (Alighieri, Moro, Rotterdam y Vives), Ontología (Descartes y Kant), y La relación inter– personal y Relación de existencia, donde expuso sus principales ideas filosóficas.

Como historiador, su principal preocupación fueron los pueblos indígenas, pues a su juicio los «fundadores de pueblos son también los indios aborígenes: otomites, tlaxcaltecos, mulatos (siervos o libres), esclavos, pues en realidad los hubo; quienes si bien nunca formaron parte de los cabildos fueron los soportes sustentadores que dieron firmeza a las fundaciones y con sus críos nueva población».9 Sobre sus aportes a la historia regional, el historiador César Morado ha escrito: «la contribución de su obra es hacer visible la historia de los marginados, de los subalternos… actores de tercera y cuarta fila o de plano los que ni asiento alcanzaron en el teatro de la historia oficial de los pueblos de Nuevo León».10

En el campo de la historia se le conocen siete libros, cinco cuadernos y diversos artículos: San Cristóbal de Gualahuises. Haciendas, ranchos y encomiendas, siglo xviii,11 Las Misiones de Purificación y Concepción,12 Negros y mulatos en el Nuevo Reino de León (16001795);13 Cantos y ritos de esperanza. Rescate antropológico de antiguos cultos religiosos en el estado de Nuevo León,14 Monografías de la villa de San Pedro de Iturbide Volumen i, ii, iii y iv,15 La Evangelización del noreste (coautor),16 Iturbide, Nuevo León. Apuntes monográficos del municipio de San Pedro de Iturbide,17 los cuadernos: Cartas pastorales y circulares. Siglo xviii,18 Consolidación de la Villa de Linares; Don Pablo Salce y de Ramírez,19 Historia de la Parroquia de Linares; Para una historia diocesana (sobre la Diócesis de Linares);20 El documento de Lozada, 172821 y Colegios y capellanías en el Nuevo Reino de León.22

También escribió textos pastorales, teológicos, cuentos y poemas. Gracias al reciente rescate de su biblioteca y archivo, se han encontrado numerosos documentos inéditos y actualizaciones de sus investigaciones, entre ellos se encuentra su tesis de posgrado titulada El teísmo en tres mitos nahuas. Su acervo ha sido donado a la Universidad Autónoma de Nuevo León y próximamente estará disponible para el público.

Pedro Gómez Danés fue un formador de muchas generaciones de profesionales de la filosofía; actualmente algunos de ellos trabajan en la edición de sus obras, con un sentimiento de gratitud hacia el maestro que siempre los motivó a «pensar por sí mismos».

 

Notas

1.Gómez, P.: Relación de Existencia, p. 1.
2. Ib., p. 4.
3. Cisneros, J.: A Pedro Gómez Danés.
4. Gómez Danés [Archivo de video], recuperado de: https://www.youtube.com/ watch?v=7angsmSk4ww
5. Editado en 2002 por la Facultad de Derecho y Criminología de la Universidad Autónoma de Nuevo León.
6. Editado en 2015 por la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Nuevo León.
7. Editado en 2000 por la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Nuevo León.
8. Editado en 2001 por el autor.
9. Gómez, P.: San Cristóbal de Gualahuises. Haciendas, ranchos y encomiendas, siglo xviii, p. 106. 10. Morado, C.: La historia como absolución. Los textos históricos de Gómez Danés, p. 3
11. Editado en 1990 por Archivo General del Estado de Nuevo León.
12. Editado en 1995 por la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Nuevo León.
13. Editado en 1996 por Archivo General del Estado de Nuevo León.
14. Editado en 1996 por Presidencia municipal de San Pedro Garza García, Nuevo León.
15. Editado en 1999 y 2000 por el autor. Cuatro volúmenes.
16. Editado en 2001 por Grafo Print Editores, S. A.
17. Editado en 2003 por H. Congreso del Estado. Comité de Archivo y Biblioteca.
18. Editado en 2014 por el autor.
19. Editado en 2014 por el autor.
20. Editado en 2012 por el autor.
21. En revista Roel 2007, editada por la Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística A. C.
22. En revista Roel 2008, editada por la Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística A. C.

 

Referencias

Cisneros Arellano, José Luis: A Pedro Gómez Danés, texto leído por el autor en el Homenaje a Pedro Gómez Danés, convocado por la Diócesis de Linares, Nuevo León, Museo de Linares, 22 de abril de 2016
Gómez Danés, Pedro: San Cristóbal de Gualahuises. Haciendas, ranchos y encomiendas, siglo xviii, Monterrey, Archivo General del Estado de Nuevo León, 1990
Gómez Danés, Pedro: Relación de existencia, Iturbide, Edición del autor, 2010
Gómez Danés, P. [Rolando Picos Bovio], Gomez Danés1 [Archivo de video], recuperado de: https://www.youtube.com/watch?v=7angsmSk4ww (2018, diciembre, 29)
Morado Macías, César: La historia como absolución. Los textos históricos de Gómez Danés, texto leído por el autor en el Homenaje a Pedro Gómez Danés, convocado por la Diócesis de Linares, Nuevo León, Museo de Linares, 22 de abril de 2016

María de Lourdes Ibarra Cerda

Ver CV
Volver al índice