Al–Kindi y el entendimiento

Antonio Núñez Martínez,
El neoplatonismo en los textos psicológicos de Al–Kindi,
Zacatecas, Universidad Autónoma de Zacatecas,
173 páginas, 2017

El neoplatonismo en los textos psicológicos de Al–Kindi es una obra que nos lleva de la mano por un recorrido histórico y filosófico que va desde los inicios de la filosofía árabe (falsafa), hasta su periodo clásico, cuyo objetivo es hacer una descripción breve pero precisa del contexto dentro el cual surge el tema central que Antonio Núñez plantea en su libro: la noción y descripción del entendimiento y su relación con el alma humana en Al–Kindi.

El desarrollo y florecimiento de la filosofía árabe no surgen de manera gratuita. Este nuevo modo de abordar cuestiones políticas, éticas, teológicas e incluso científicas se da gracias a la influencia del pensamiento griego, en específico, de comentaristas aristotélicos y neoplatónicos que llegan por medio de traducciones del griego al árabe pasando por el siriaco, y a la naturaleza misma del Islam, que no solo rige la actividad religiosa de la comunidad, sino todos los aspectos de esta. Es por ello que la reflexión de temas como los atributos de Dios, o la sucesión del poder en manos de la figura del profeta, ya se encontraba en el mundo árabe antes de la llegada de la filosofía griega. Sin embargo, es gracias a la introducción de este modelo de pensamiento que se da un nuevo movimiento intelectual llamado falsafa.

La filosofía de Al–Kindi se construye en este contexto. A lo largo de su libro, Núñez expone las ideas centrales del filósofo respecto del entendimiento, su cuádruple división, la distinción que hace entre formas materiales e inmateriales y su papel dentro del proceso epistemológico, la revelación y la profecía, así como la importancia que tuvieron las obras árabes en el mundo occidental a partir de los siglos xii y xiii a.C. A la par, hace una constante comparación entre dichos planteamientos y los que el autor propone que podrían ser sus fuentes de inspiración directas, o indirectas, como el De anima aristotélico, en el que encontramos la distinción entre el entendimiento activo y el pasivo, o la triple división del entendimiento que hace Alejandro de Afrodisias en uno de sus comentarios.

El desarrollo de la psicología aristotélica se debe en gran medida al trabajo de los filósofos árabes. La división de los cuatro tipos de entendimiento (el agente, el pasivo, el que permanece en el alma como conocimiento, a lo que podríamos llamar memoria, y el que se actualiza cuando estos inteligibles se llevan al hábito) abre una serie de interrogantes, como cuál es la naturaleza del entendimiento agente, la relación que guarda con el entendimiento pasivo, o con los inteligibles, y qué tanto se puede identificar con ellos.

Podemos encontrar en Al–Kindi una serie de elementos que más tarde serán de suma relevancia en la filosofía de la mente, razón por la cual el presente trabajo es interesante e ilustrativo respecto de un momento en la filosofía y de un filósofo a los que no siempre se les ha prestado mucha atención. No obstante, la reducción de Al–Kindi a esta disciplina sería un error, pues en su contenido convergen aspectos tanto psicológicos como metafísicos, característica fundamental que toma como herencia de la tradición árabe, y del orden jerárquico de Plotino en el que el alma humana es consecuencia de una serie de emanaciones anteriores, y cuyo principio es la unidad.

Se trata de un libro con una narrativa clara y agradable que tiene la capacidad de provocar en el lector una serie de reflexiones sobre cuáles son las implicaciones psicológicas, epistemológicas y metafísicas en Al–Kindi conforme se avanza en la lectura, así como de despertar un interés por el marco histórico en el que se presenta.

 

Frida Carina Bonilla Casillas

Ver CV
Volver al índice